^Subir
foto1 foto2 foto3 foto4 foto5

hair saloonLa Asociación de Prensa Extranjera en el Perú – APEP es una institución que existe por y para sus asociados, con la finalidad que todos los periodistas que la conforman puedan realizar su labor periodística con la mayor seguridad y tranquilidad posibles. Asimismo, siempre estamos atentos para ayudar a solucionar los problemas que puedan presentarse cotidianamente en las diversas instancias de las coberturas periodísticas.

+51 1 241 3817

APEP

Asociación de Prensa Extranjera en el Perú

Buscar

Auspiciadores

bcp
anglo-american-peru
bebeto
cocacola2
pluspetrol
tgp

Síguenos en:

Facebook Apep WebTwitter @APEP12

Visitas

Hoy día: 14

Total: 94422

Libro: La luz es un incendio - David Blanco

laluzesunincendio-poemasNOTICIA

Hace poco más de veinte años estuve a punto de publicar estos poemas.  En realidad se trataba de una selección mucho más amplia titulada “Canción para mis veinte años”, que obtuvo un premio en un ya desaparecido concurso nacional de poesía.

El mal nacional de las promesas incumplidas (que llevó a los organizadores de ese concurso a “olvidarse” de editar el libro),  la falta de recursos propios y la necesidad de cumplir con las obligaciones de supervivencia hicieron que esos primeros versos quedaran guardados, como tantas cosas, en una vieja carpeta.

Hoy, por fin, he decidido editar algunos de ellos, junto a otros pocos escritos con posterioridad a 1991 (aunque ninguno integra dos recopilaciones posteriores, que también se mantienen inéditas).

¿Por qué someter ahora al ojo público este grupo de poemas un tanto cojitrancos, muchos de ellos muy, pero muy inocentes, escritos en una época que ya forma parte de la memoria?
Es cierto que el paso del tiempo me ha permitido apreciar las carencias de algunos de ellos, pero también es verdad que no ha mellado el cálido afecto que guardo por esos intentos literarios, ni los intensos recuerdos que me traen cada vez que los releo con un poco de benevolencia.

Vuelvo, entonces, a ser ese muchacho que tallaba versos como loco mañana, tarde y noche  en la vieja máquina de escribir de mi madre, en un cuarto más desvencijado que sus expectativas de entonces.

Este es, por eso mismo, un intento de rescatar fragmentos, esquirlas, de aquellos tiempos y también es, en última instancia, la puerta mágica que me permite volver a sentarme en algún bar mal iluminado junto a viejos amigos a compartir afanes y desconciertos ante un futuro impreciso, pero siempre rodeados del halo luminoso de los sueños  y de la poesía.  Que son lo mismo.


De Canción para mis veinte años (1990-1991)
Poema
Si solo girara sobre
Mis manos
La certeza de un beso tuyo
O si solo pudiera
Escucharte
En mi sonrisa

Estaría cancelando
Ya mis deudas
Con los muertos
Con los versos
Que se han ido

Y si solo te sintiera
En mis pupilas
O si te hallara
Algún día
En una esquina

Dejaría de abrazar
A los intentos
Y de andar
-Tumbo tras tumbo-
Por el mundo de los ciegos.


De Zodiaco (1992)
VI
(Virgo)

Este soy yo
Aguador de pozos insondables
Flaca cadena de los presos

Un cuadro cósmico
Me fluye entre las venas
Y estampa en mi sangre
Una ansiedad latente

He lacerado mis pies
Sobre tizones
Crueles
Más continúo
En mi sendero
Cual árbol herido

Escúchame hermano

Somos amores de la tarde
Y no podemos
Adormecernos
A través
De frágiles sueños.


De Ave Corpus (1993)
Versito

Si callo
Me acusarán de desidia
Si grito
De porfía
Si escribo
Me acusarán de indecente
Si guardo mis manos
De vago

Entonces
¿Qué hago?
Aparte de morirme
Lentamente?

 

David Blanco Bonilla

Apep Web 2014 copyright